El sistema Abanq desarrollado por Infosial, es una alternativa ERP (Enterprise Resource Planning) Open Source para pequeños negocios. El software de gestión se divide en dos partes: el área de facturación y el área de contabilidad; cada una de estas áreas a su vez está conformado por módulos, en cuanto al área de facturación cuenta con el módulo principal, almacén, facturación, tesorería, informes; por otro lado contabilidad cuenta con el módulo de contabilidad e informes. La configuración del software está estructurada considerando los siguientes elementos: las “áreas”, que representan grandes agrupaciones funcionales como por ejemplo facturación y contabilidad; los “módulos” que son las partes en que se divide cada área, ellos son los encargados de trabajar cada sección específica de la empresa, como por ejemplo en el área facturación, los módulos tesorería o almacén; las “acciones”, que son las que determinan las posibles operaciones que el usuario puede realizar en un determinado módulo y a las que se accede a través de la ventana principal de cada módulo, por ejemplo relacionadas con el “área de almacén” se encuentran las acciones de control de stock y gestión de artículos; las “dependencias”, que son las que permiten integran los módulos, por ejemplo, al usar el módulo facturación del “área facturación” para dar de alta un pedido a cliente, podemos seleccionar dicho cliente de una lista que reside en el módulo principal del “área de facturación”.

Abanq se maneja como un sistema integrado por lo que se pueden aprovechar una y otra vez los datos y funcionalidades existentes, este tipo de sistema de trabajo también implica que algunos módulos no pueden ser instalados sin haber instalado previamente aquellos de los que dependen. Abanq controla estas dependencias y avisa al usuario cuando alguna de ellas no se cumple.

Este sistema se presenta como una alternativa interesante, bastante esquemática y empleando el manejo de ventanas de fácil acceso para el usuario, el esquema que se sigue es del tipo maestro – detalle, estructurando la interfaz de usuario a partir de una ventana de inicio, en ella Abanq da acceso a las áreas con el fin de que cada área despliegue los módulos; asimismo a través de esta ventana se pueden acceder a las opciones generales del programa y efectuar la configuración (a continuación se muestra la ventana).

abanq-ventana-principal.JPG

Por otro lado el sistema considera ventanas para cada módulo, en la que se presenta al usuario el conjunto de acciones disponibles las cuales son accesibles desde la barra de menú o la barra de herramientas de la ventana; asimismo en cada una de las ventanas principales disponemos de un menú módulos que permite cambiar a otras áreas y módulos.

El uso de “formularios maestros”, nos permite acceder desde la opción de la página principal del módulo, por medio de esta opción el sistema nos facilita una lista con los registros que existen para la acción seleccionada. Desde aquí­ podemos seleccionar el registro sobre el que actuaremos y la operación a realizar (creación, modificación, borrado, copia, etc.). A través de los formularios maestros puedes realizar operaciones como “buscar”, lo cual es útil si tenemos ingresado muchos datos, Abanq buscará dentro de la primera de las columnas de una tabla los datos que deseamos encontrar empleando un criterio estándar de búsqueda o mediante el empleo de comodines, por ejemplo, si pretendemos ubicar entidades bancarias que cuyo número de identificación termine en tres pondremos %3. Por otro lado a través de la opción “ordenar”, se podrán ordenar los datos de menor a mayor por la primera de las columnas mostradas.

abanq-ventanasymodulos.JPG

Una vez hallamos seleccionado el registro y la operación que deseamos realizar, Abanq nos muestra un “formulario de edición”, en el podemos acceder a cada uno de los campos que componen el registro seleccionado; el sistema permite trabajar en un formato de ventanas anidadas, donde es permitido incluir listas de resgistros que trabajen a su vez con otros formularios de detalle.

Abanq también nos presenta la funcionalidad de trabajar con teclas de acceso rápido, las cuales pueden ser accesibles desde cualquier formulario empleando la opción “esc” para cerrar las ventanas; asimismo desde los formularios maestros podemos emplear la tecla “a”, que equivale a añadir registro, “m/Intro” para editar un registro, “v” para visualizar un registro en sólo lectura, “e/supr” para eliminar un registro y “c” para copiar un registro. Esta funcionalidad también es accequible a partir de un formulario de edición, podemos emplear “tab/intro” para saltar un campo, “F2/+” para campos relacionados, “F5 a F8” para navegar por los registros, “F10” para guardar un registro y cerrar el formulario y “F9” para guardar un registro e insertar otro nuevo.

Instalación.

Para instalar Abanq, debemos ingresar a la zona de descargas de la Web oficial de Abanq.org y obtener la aplicación base ejecutable y adecuada a nuestra plataforma. En el caso de que la instalación sea en Windows o Mac OS X., se ejecutará Abanq directamente a través del programa de instalación, seguimos las instrucciones como en cualquier otro programa de instalación y listo. Si estamos empleando una alternativa Open Source, como por ejemplo GNU / Linux, abriremos una consola como usuario raíz (root), y desde el directorio donde hemos guardado el paquete, lo ejecutamos empleando esta sentencia: [[email protected] midir]# sh ./Abanq-lite-X.X.x86.Linux.bin.run.

Como en cualquier paquete contable y dada la flexibilidad de Abanq, debemos configurar la base de datos, Al iniciar la aplicación, el primer cuadro de diálogo pide los datos para la conexión. Si es la primera vez que iniciamos Abanq, introduciremos el nuevo nombre para la base de datos, a nuestra elección, si esta no existierá, Abanq nos preguntará si deseamos crearla, si la respuesta es afirmativa, se nos avisará de la creación de la base de datos y arrancará la aplicación (ver figura ejemplo inferior).

Es importante recordar que cada nueva base de datos no contendrá ningún módulo instalado salvo el de sistema. El resto de módulos deberán ser cargados y se encuntran disponibles gratuitamente en la página de Abanq.org; sin embargo debemos señalar que la versión actual para Windows ya viene con los módulos pre-cargadas. Sin embargo para cargar los módulos el proceso es sencillo, bastará solo con descargarlos de la Web y luego ingresar al módulo administrativo (principal) que ya hemos instalado al configurar la aplicación, dar un clic en el botón “cargar módulos”, seleccionar el archivo “.mod” del módulo que deseamos cargar y el sistema hará el resto.

abanq-cargar-modulos.JPG

Requerimientos para el Sistema.

Para el servidor: se recomienda un servidor dedicado con sistema operativo Linux, de 2 Ghz de velocidad de proceso, 1Gb memoria Ram y que disponga de Discos duro Ultra ATA, recomendable SCSI o Serial ATA.

Para el caso de los terminales de usuario, el procesador debe ser mínimo de 0.8 Ghz, deben contar con una memoria de 256 Mb y Sistemas operativos: Linux, MacOSX 10.4 Tiger o posterior, Windows 2000 o NT.

El sistema Abanq funciona con el software de base de datos PostgreSQL 7.4 o superior, también puede emplearse MySQL 4.1.X. (no es recomendable emplear la versión 5.X.X).

Debe tenerse en cuenta disponer de una buena conexión entre el servidor y los terminales, sea ésta a través de red local o Internet de banda ancha. Más que el ancho de banda, es importante la latencia de la conexión, esto es, la disponibilidad o continuidad de la misma, ya que ello influirá en la fluidez de funcionamiento del programa.

Related Posts with Thumbnails
Tagged with:  

Comments are closed.

Free WordPress Themes