Controlando el mundo

<p>Existen muchos tipos de trabajadores en movilidad, aquellos que no pisan una oficina jamás, los que lo hacen de forma ocasional y los que distribuyen su tiempo entre el despacho y las obligaciones fuera de él. En cualquiera de estos casos, aunque sobre todo en los últimos, tener la posibilidad de <strong>acceder a nuestro ordenador de escritorio de forma remota</strong> puede suponer una ventaja importante a la hora de sacar adelante cualquier trabajo.</p>

<p>Muchos de nosotros utilizamos portátiles, que combinados con <a href="http://www.moviendonos.com/tag/almacenamiento">servicios de almacenamiento externo</a>, en la red, son más que suficientes para no tener que tocar el ordenador de sobremesa, pero otros, que seguimos dependiendo en parte del equipo fijo, necesitamos obtener acceso remoto al mismo, bien para echar un vistazo a un archivo que necesitamos bien para ejecutar ese programa que únicamente tenemos allí, lo cual, dependiendo de la <strong>configuración de la red de nuestra empresa</strong>, puede llegar a ser bastante complejo.</p>

<p><a name="more"></a></p>

<p>Para mí la mejor solución es <strong>utilizar redes privadas virtuales</strong> (VPN) y el software cliente que hace uso de estas, disponible para casi cualquier plataforma y configuración posibles. Una red privada virtual es, por decirlo de alguna forma, una “cañería” protegida que utiliza Internet para crear una conexión directa entre un equipo o red y otra distinta que no dispone de acceso directo a ella. Es el sistema con el que he obtenido mejores resultados, pero tiene el inconveniente de necesitar <strong>ciertos conocimientos para su configuración</strong> (no para su uso, que es sencillo), sobre todo si en nuestra oficina protegen la conexión a Internet con algún tipo de Firewall.</p>

<p>Existen alternativas de terceros, <strong>soluciones de software</strong> que pasan por encima de estos sistemas de protección y que habitualmente requieren de la instalación de un programa en la máquina a la que vamos a acceder y cuya ventaja es la sencillez a la hora de configurarlos. <strong>LogMeIn</strong>, del que ya os hemos hablado, es una de las empresas que más ruido está haciendo en esto del acceso remoto, ofreciendo soluciones para casi cualquier dispositivo y combinación de los mismos que se nos ocurra.</p>

<p>No es la única opción, tenemos alternativas en la misma línea como <strong>Radmin o Team Viewer</strong>, menos flexibles y quizá más enfocados al soporte técnico, pero con versiones que permiten esta funcionalidad, pudiendo incluso apagar y encender el ordenador al que necesitamos acceder de forma remota e incorporando funcionalidades para el trabajo en equipo a través de la red.</p>

<p>Creo que la opción de la nube, <strong>el trabajo directamente sobre servicios que residen en Internet</strong>, es la mejor para no tener que ir trasteando con soluciones de este tipo, pero existen situaciones en las que no es posible utilizarla, al menos de forma completa, o simplemente preferimos seguir con nuestra forma de funcionamiento habitual. Para estos casos, el acceso remoto es la mejor opción para ahorrarnos desplazamientos innecesarios y no bajar ni un ápice nuestro nivel de productividad.</p>

<p>Más información | <a href="https://secure.logmein.com/home.asp?wt.srch=1&amp;destination=/home.asp&amp;utpk=logmein&amp;lang=es&amp;originid=3757">LogMeIn</a>, <a href="http://www.radmin.es/">Radmin</a> y <a href="http://www.teamviewer.com/es/">Team Viewer</a><br>

En Moviéndonos | LogmeIn, accede a tu ordenador desde cualquier lugar
Foto | lusi


Via

Related Posts with Thumbnails
Tagged with:  

Comments are closed.

Free WordPress Theme