Perder datos o archivos es catastrófico, ya que muchas veces hemos cometido el error de no respaldarlos mediante copias de seguridad.

A partir de la versión 10.5, Mac OS X incorpora una herramienta pensada para facilitar la tarea de crear copias de seguridad sin nuestra intervención: Time Machine.

Time Machine permite crear copias exactas del contenido de tu disco duro y respaldar los archivos sucesivos sin crear duplicados y ahorrando espacio en disco.

Requisitos para usar Time Machine

El principal, disponer de Mac OS X en su versión 10.5 o posterior (10.6 o 10.7).

El segundo requisito es tener una partición o disco complementario de mayor tamaño que tu disco principal. Así podrás realizar sucesivas copias de seguridad.

Posibles usos de Time Machine

  • Recuperar archivos, carpetas o documentos perdidos por culpa de un borrado accidental
  • Restaurar Mac OS X tras quedar inutilizado por un corte de luz o la instalación de una aplicación dañina
  • Mantener varias versiones de un mismo documento o archivo
  • Guardar una copia maestra para configurar rápidamente varios Mac

Configurar Time Machine

La primera vez que inicias sesión en Mac OS X, tras instalarlo, se te aparecerá una ventana de Time Machine para que realices una copia de seguridad. Podrás configurarlo siempre que quieras desde Preferencias del Sistema, sección Sistema.

Si bien puedes elegir el mismo disco para realizar las copias de seguridad, es mejor que elijas un disco externo o complementario. Hoy en día son bastante asequibles, y si Mac OS X resulta dañado e iniciar sesión es imposible, te será más fácil recuperar el sistema restaurando la copia de seguridad de Time Machine.

Usar Time Machine por primera vez

La primera copia de seguridad tardará bastante en realizarse, ya que en la práctica se trata de copiar el contenido de tu disco archivo por archivo a otro disco. Las siguientes copias serán más rápidas, ya que únicamente se copiarán los archivos nuevos y los archivos que han sido editados tras la primera copia.

Una manera de acelerar esta primera copia de seguridad, y las sucesivas, es indicarle a Time Machine las carpetas que no deseas copiar, por ejemplo Descargas o Dropbox, ya que los archivos ahí guardados no son realmente importantes y puedes volverlos a descargar de Internet posteriormente.

¿Copias automáticas o manuales?

Otra opción a configurar en Time Machine es la posibilidad de realizar copias de seguridad automáticas, sin tu intervención. En ese caso Time Machine hará copias cada hora.

Cuando el disco esté lleno, se borrarán las copias más antiguas, que seguramente ya no necesitarás. En las opciones de Time Machine puedes configurar que se te avise cuando se elimine una copia de seguridad.

La segunda opción es hacer la copia a mano. Así, tras actualizar Mac OS X o después de crear o editar documentos importantes, podrás respaldarlos con una copia. Para ello tan sólo tienes que ir al menú de Time Machine de la barra de menú.

Viajando en el tiempo: restaurar archivos

La ventaja de Time Machine es que puedes recuperar el estado del disco principal de un día concreto -siempre y cuando hayas hecho copia de seguridad ese día-.

Puede darse el caso que sólo te interese recuperar unos archivos o carpetas específicos. Abriendo Time Machine desde el Dock o desde la carpeta Aplicaciones, se abrirá una fila de ventanas de Finder con una barra de tiempo en el lado derecho.

Usando las flechas te podrás mover por Finder viendo las distintas versiones con la fecha en que fueron creadas. Al tratarse de Finder, tienes las mismas funciones, como borrar archivos, abrirlos, etc.

Cuando encuentres el archivo o carpeta que buscas -puedes ayudarte con la vista previa-, selecciónalo, haz clic en Restaurar y éste se copiará a su sitio original.

¿Utilizas Time Machine en tu Mac? ¿Cuál es tu método para mantener a salvo tus archivos más delicados en Mac?

Enlaces de interés

Via http://onsoftware.softonic.com/copias-seguridad-automaticas-mac

Related Posts with Thumbnails
 

Comments are closed.

WordPress主题