memoria-dest-blanco

OS X es un sistema que gestiona bien la memoria, pero en ocasiones podemos echar en falta un poco más de memoria RAM. En muchos casos, esto se debe a que el sistema, de forma automática, reserva una parte de la memoria RAM, la llamada memoria inactiva, y cuando tratamos de arrancar otro proceso a nuestro Mac le cuesta liberar esa porción de memoria.

El uso que el sistema está haciendo de la memoria RAM se puede observar fácilmente abriendo el Monitor de Actividad y observando el gráfico de la parte inferior. En él se distinguen cuatro partes: memoria libre, física, activa e inactiva. La memoria libre representa la RAM que no se está utilizando, la física contiene aquella información que no se pude mover al disco duro, y que por tanto debe permanecer almacenada en la memoria RAM. La memoria activa contiene la información que se encuentra en memoria en este momento, y la que se acaba de utilizar. La memoria inactiva contiene información que no se está utilizando en ese momento, pero que se ha utilizado con anterioridad. Por último, la memoria en uso represente la cantidad total de memoria que se está utilizando.

Por ejemplo, si hemos utilizado iPhoto y cerramos la aplicación, la memoria RAM que la aplicación estaba consumiendo pasará a ser memoria inactiva. Esta memoria está disponible para cualquier otra aplicación, como si se tratase de memoria libre, pero si abrimos iPhoto antes de que otra aplicación utilice esta memoria inactiva, iPhoto se abrirá más rápido, ya que la memoria inactiva pasará a ser activa en lugar de cargar iPhoto desde el disco duro, proceso mucho más lento.

monitor-actividad

Si no realizamos tareas con nuestro Mac que consuman mucha memoria, puede que nunca notemos esa falta de RAM, pero si sois del tipo de usuarios que utilizan programas que consumen bastante memoria, o hacéis un uso intensivo de vuestro equipo, se puede llegar a tener grandes fragmentos de memoria inactiva reservados, y puede que acabemos notando una bajada en el rendimiento de nuestro Mac.

Para ayudar a nuestro equipo en la gestión de la memoria, existe un comando para Terminal muy útil llamado “purge”. Para disponer de el será necesario tener instalado Xcode. El funcionamiento de este comando es muy sencillo, ya que simplemente vacía la memoria inactiva convirtiéndola en libre. El proceso tarda un tiempo, y aunque haya terminado puede que los primeros segundos el Mac funcione un poco lento hasta que no se reorganiza por completo la RAM, pero después ya notaréis los cambios.

Para ejecutarlo, simplemente abrimos Terminal y escribimos “purge” y pulsamos Enter. Cuando vuelva a aparecer nuestro user en una nueva línea, significará que se ha terminado de ejecutar el comando. Otra opción para los usuarios más avanzados es crear flujos de trabajo utilizando Applescript o Automator que realicen esta tarea.

Como se puede ver en la imagen que acompaña al post, la parte superior corresponde al gráfico del Monitor de Actividad antes de utilizar el comando, y la parte inferior es el mismo gráfico justo después de ejecutar el comando. Se puede apreciar claramente cómo la memoria inactiva se ha reducido significativamente, y el aumento de la memoria libre.

En definitiva, aunque los Mac gestionan bastante bien la memoria, se dan casos en los que podemos necesitar hacerlo nosotros mismos, y aunque para un usuario normal puede que nunca llegue a ser necesario, no está de más conocer este tipo de trucos.

via AppleWeblog http://hipertextual.feedsportal.com/c/33160/f/538986/s/2ee81f4b/l/0Lappleweblog0N0C20A130C0A70Ccomo0Eliberar0Ememoria0Een0Eos0Ex/story01.htm

Related Posts with Thumbnails
Tagged with:  

Comments are closed.

Free WordPress Themes