estanflaci

Conocida como el fenómeno económico opuesto a la inflación, la deflación es la bajada generalizada de precios de los bienes y servicios en una economía, durante por lo menos dos trimestres, según el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El proceso deflacionario se origina como consecuencia de, principalmente, dos situaciones económicas desfavorables: insuficiencia de la demanda o exceso de oferta (superproducción). En ambos casos el resultado es el mismo. La falta de demanda o consumo genera que los comerciantes deban reducir sus precios, para así, poder cubrir sus costos fijos.

De esta manera se desarrolla un círculo vicioso, o también llamado “ciclo deflacionario” en el cual la caída de los precios acarrea a la especulación por parte de los consumidores que prefieren esperar para comprar puesto que al día siguiente los precios estarían aún más bajos.

La deflación produce resultados negativos en las empresas lo que las lleva a reducir sus costos variables, como por ejemplo, la plantilla de empleados.

El problema dentro de esta situación económica es que el dinero tiene mayor valor (precio) en sí mismo que utilizándolo para consumo. Es, en este contexto, donde la economía entra en una especie de “enfermedad”, para sanearla se aplican diferentes políticas monetarias y herramientas fiscales.

Entre las primeras usualmente utilizadas podemos encontrar, por ejemplo: controles de cambio, devaluaciones, maxidevaluaciones, Crawling peg y aumentos de salario por decreto; en lo que concierne a herramientas fiscales, se interviene mediante un aumento del gasto público y la paralela reducción de los impuestos. De esta manera, se incentiva al consumo a través de un descenso en el “precio del dinero”, revirtiendo el ciclo.

Via http://feedproxy.google.com/~r/finanzzas/~3/9-vIpXf3kD8/deflacion/a>

Related Posts with Thumbnails
Tagged with:  

Comments are closed.

Free WordPress Theme