Desde hace tiempo vengo usando AppCleaner para desinstalar aplicaciones. Gracias al plugin que incluye llamado SmartDelete, resulta la mar de fácil y transparente desinstalar aplicaciones en Mac OS (algo ya fácil de por sí). Sólo con arrastrar a la papelera, SmartDelete se encarga de determinar qué archivos están relacionados con la aplicación a borrar y los envía a la basura con ella. Y además es gratis, ¿que más se puede pedir?… Que funcione bien en Snow Leopard.

Desde que actualicé, no he tenido ningún problema, hasta hace un par de días que SmartDelete dejó de funcionar correctamente, simple y llanamente dejó de monitorizar y buscando buscando, me puse a comparar aplicaciones para este fin concreto.

En el post que nos ocupa voy a hacer una pequeña comparativa de las cuatro aplicaciones estrella para desinstalar: AppCleaner, AppDelete, AppZapper y CleanApp, todas con nombres sumamente originales ellas.

Al lío que me enfrío.

AppCleaner

Poco más tengo que decir de esta utilidad. Añadir que nos permite desinstalar aplicaciones, widgets, plugins, codecs y paneles de preferencias, e incluye la funcionalidad antes comentada de SmartDelete. Adicionalmente, podemos crear una lista con aplicaciones protegidas para evitar posibles borrados accidentales.

AppDelete

Es rápido y limpio. También nos permite la desinstalación de widgets, plugins, codecs y paneles de preferencias. Además, incluye una funcionalidad interesante y es la de eliminar archivos huérfanos. Esta opción permite eliminar archivos relacionados que queden sueltos después de haber eliminado una aplicación directamente enviándola a la papelera. Inicialmente, la interfaz del programa puede resultar demasiado simplista: carece totalmente de iconos en la barra de botones, pero una vez vayamos pulsando cada uno de ellos veremos como unas ventanas de tipo HUD se abrirán elegantemente dando paso al resto de opciones. ¿Para eliminar una aplicación? La arrastramos hasta el icono o ventana de AppDelete o directamente hacemos Ctrl+clic o clic con botón derecho y veremos la opción AppDelete en el menú contextual. Su precio: 7,99$.

AppZapper

Audrey ya os habló de ella en el número 6 de la revista y esta fue posiblemente la primera utilidad para Mac que apareció para desinstalar aplicaciones. Con un diseño minimalista, funciona igual que las anteriores: podemos arrastrar el icono de la aplicación hasta la ventana de AppZapper. También nos permite desintalar plugins y paneles de preferencias, así como la funcionalidad ZapGenie que nos permite ver todas las aplicaciones instaladas en nuestro sistema. Desgraciadamente no funciona bien en SL y no la actualizan desde hace mucho tiempo. 12,95$ para una aplicación desactualizada. Acaban de actualizar esta aplicación a la versión 2.0.1 incluyendo una interfaz renovada, mucho más manejable, así como una nueva funcionalidad llamada “My Apps…” que permite tener un registro de las licencias de nuestro software comprado. Esta nueva utilidad funciona arrastrando el icono de cualquier aplicación a la ventana “My App” y se nos creará una ficha donde podremos rellenar los datos de la licencia pertinente.

CleanApp

Esta es la aplicación más pesada, y funciona de forma totalmente diferente al resto. Nos presenta una lista de aplicaciones instaladas y es a partir de ahí desde donde desinstalamos. También podemos optar por eliminar lenguajes adicionales o los componentes PowerPC, adelgazando considerablemente nuestras aplicaciones. Esta me recuerda enormemente a CleanMyMac.

Para mi gusto, prefiero aplicaciones más livianas que realicen bien su cometido. CleanApp o CleanMyMac (son prácticamente iguales) pierden puntos al ser más pesadas y tener funcionalidades que personalmente prefiero hacer por otros métodos como Xslimmer (más información sobre el programa en Cuadernos Mac nº5). Mi elección personal: AppDelete, sin dudarlo.

Pero claro, lo suyo es que opineis por vosotros mismos.

Via http://www.cuadernosmac.com/2010/01/15/desinstalar-aplicaciones-en-mac-os/

Related Posts with Thumbnails
Tagged with:  

Comments are closed.

Weboy