google-chrome

Parece que Google quiere darnos unas cuantas noticias interesantes estos días. Hoy anuncia que sí, que está desarrollando un Sistema Operativo, y que se llamará ChromeOS porque estará pensado para las aplicaciones en la red. Según dicen ellos, será un SO pensando en las nuevas necesidades de los usuarios: rápido, simple y seguro. El arranque será ultrarápido y se podrá navegar en segundos. La interfaz será mínima, delegando todo el trabajo al navegador, Google Chrome, claro está.

El SO correrá sobre un kernel Linux y sobre una nueva interfaz de ventanas simple. Todo el desarrollo visual será web (o bien eso he entendido). El sistema operativo abarcará desde netbooks hasta PCs de sobremesa, y su código fuente como no podía ser de otra manera, será abierto. Funcionará sobre microprocesadores x86 y, atención, sobre arquitecturas ARM. Esto es algo que muchos no han prestado demasiado importancia.

Ok, todo muy bonito, pero ¿por qué ahora? Llevamos oyendo del GoogleOS desde 2006. Sabemos Eric Schimdt es un gran defensor de aquel precioso slogan de Sun ‘The Network is the Computer’, y que tiene a Microsoft en el objetivo desde hace tiempo. ¿Lo hacen para eclipsar el lanzamiento de Windows 7? Si, probablemente sea así, pero la verdadera causa es la aparición de netbooks con versiones adaptadas de Google Android. La gente que los ha probado comenta que realmente Android está pensado para pantallas táctiles y pequeñas, no para netbooks con teclados, haciendo la experiencia muy decepcionante. Por eso, Google ha decidido anunciarlo ahora y no esperar al lanzamiento de Windows 7.

Un detalle que se ha pasado por alto es el soporte para microprocesadores ARM y no solo para arquitecturas x86. Es decir, Google ataca directamente al duopolio Wintel, y al monopolio Intel. No olvidemos que Linux, Windows y OSX mayoritariamente corren en arquitecturas x86 (bueno, Linux corre en todo…). ARM es un microprocesador mucho menos agresivo en consumo que x86, lo cual lo hace ideal para dispositivos desconectados, y aquí llegamos al verdadero objetivo de Google: La computación ubicua.

Este nuevo Sistema Operativo delega toda la lógica computacional a servidores de terceros, centrándose únicamente en la experiencia de usuario a través del navegador. Es decir, la computación se hará en las Nubes, confirmando la apuesta creciente de Google por el Cloud Computing. Proveedores de Servicios de infraestructura y aplicaciones que ofrecerán servicios a los usuarios en modo utility.

Por último y para que este puzzle encaje, Google debe dar un paso para ofrecer acceso barato a las redes inhalámbricas. Este es un mercado muy controlado por las Telecos, en su conjunto y aliadas con los reguladores regionales mucho más poderosas que Microsoft e Intel juntas. En ese momento, podremos decir que se ha completado la transición que empezó en el Mainframe, y que puede culminar en el Utilility Computing, el objetivo final del Cloud Computing.

Post relacionados:

  1. Google busca distribuidores para Google Apps
  2. Por qué Amazon Web Services sí tiene éxito, y Google App Engine no
  3. ¿Para qué quiere Google GDrive?
  4. Google App Engine pronto en tu propio Centro de Datos
  5. Android puede ser el Sistema Operativo para La Nube de Google


Via http://feedproxy.google.com/~r/nubeblog/~3/7GpSliVzeuI//a>

Related Posts with Thumbnails
Tagged with:  

Comments are closed.

WordPress Themes