Estás listo. Vas a dejar Facebook. Pero ¿has hecho las maletas? Te explico qué debes hacer antes de irte de la gran red social.
Irse de Facebook sin preparativos hace más mal que bien. Hay cuentas y aplicaciones asociadas. Hay fotos, vídeos y mensajes que solo están allí. Desactivar la cuenta de repente aprisiona todos esos datos y genera una desagradable sensación de “debo volver, que me he dejado el gas abierto”.

He pasado 102 días enteros en Facebook y he colgado 9.181 actualizaciones… (fuente)

Muchos no conseguimos dejar Facebook precisamente por la forma en que esta red ha conseguido amasar información sobre nuestra vida que solo está ahí. Para romper la adicción e irse hay que sacar esos datos y desvincularse de Facebook por completo. Hay que prepararse.
Si vas a dejar Facebook y no quieres volver sobre tus pasos, es recomendable que sigas los consejos que presento a continuación: te ayudarán a volverte menos dependiente de Facebook y evitar así las recaídas. Y todo eso sin que haga falta borrar la cuenta para siempre.

Saca una copia completa de tu perfil

Facebook da a todo el mundo la posibilidad de descargar una copia de seguridad completa de la cuenta. La copia tarda un tiempo en generarse. Incluye todas las fotos, vídeos y publicaciones que has compartido, así como todos los chats y mensajes. Facebook pone todo eso en un archivo ZIP bien ordenado.

La copia del perfil está organizada en secciones. Incluso te dice quiénes fueron tus ex…

Hay una forma más precisa de sacar datos de tu cuenta Facebook: a través de la aplicación no-oficial GiveMeMyData.com puedes sacar todo tipo de datos, como eventos, cumpleaños, Likes y mucho más. Esta información se exporta en el formato estándar de tu elección: texto puro, XML, JSON, etc.

Combinar ambas copias te permitirá extraer de tu perfil de Facebook toda la información útil. La ventaja de GiveMeMyData es que guarda lo que saques en formatos fáciles de leer por parte de otras aplicaciones, lo que en teoría facilita la importación de los datos a otras redes.

Desvincula aplicaciones conectadas a tu cuenta

Una de las cosas que más dificulta dejar Facebook es Facebook Login, la funcionalidad a través de la cual nos identificamos en otras aplicaciones usando la cuenta de Facebook, y que también usamos para darnos de alta en nuevos sitios web. Al actuar como una llave para decenas de servicios, Facebook se convierte en indispensable.
Desde el menú Apps puedes ver todas las que están conectadas con tu cuenta de Facebook: juegos como Candy Crush, sitios web que usas a diario, apps oficiales para Facebook, sistemas operativos… Todas estas aplicaciones solicitaron en su día un permiso para conectar con tu cuenta de Facebook para obtener datos, enviar actualizaciones o simplemente identificarte.

Antes de irte de Facebook necesitas hacer limpieza de apps. Si no eliminas esas apps autorizadas, puede ocurrir que una de ellas se convierta en una puerta trasera por la que un intruso podría acceder a tu cuenta -descubrir que de repente tu perfil se ha vuelto un zombi no es algo agradable, te lo aseguro-. Por otro lado, también querrás identificarte en los sitios web sin tener que usar Facebook. Así pues:

  • Elimina las aplicaciones que ya no vas a usar haciendo clic en el icono “X”
  • También puedes eliminar las apps usando la aplicación MyPermissions

Al mismo tiempo, toma nota de las apps que quieres seguir usando para acceder a ellas con un usuario y contraseña en lugar de hacer clic en el botón azul. Por ejemplo, imagina que te diste de alta en Codecademy usando Facebook y no has creado una contraseña: es el momento de entrar en Codecademy y definir una nueva clave.

Retoma el control de tus cuentas, ¡di no al botoncito azul!

No olvides desconectar Spotify de Facebook

En su día te habrá parecido cómodo poder mostrar a tus amigos lo que escuchabas, pero conectar Spotify con Facebook también dificulta irse de la red social. ¿Por qué? Porque ya no podrás acceder a Spotify sin que se te reactive la cuenta de Facebook cada vez.
Si creaste tu cuenta Spotify antes del 22 de septiembre de 2011, puedes romper el vínculo entre Spotify y Facebook desde la ventana de preferencias de Spotify, en la sección de redes sociales. Asegúrate también de que recuerdas tu nombre de usuario y contraseña de Spotify (puedes verlos aquí).

Si creaste tu cuenta sin Facebook, puedes desvincularte presionando este botón

Ahora bien, si creaste tu cuenta de Spotify a través de Facebook, primero debes crear una nueva cuenta usando tu dirección de correo electrónico, y luego mover allí las listas de Spotify de tu cuenta anterior. Es un procedimiento tedioso pero sencillo. Para hacerlo, sigue estos pasos:

  1. Entra con tu cuenta Spotify original y arrastra las listas a una carpeta
  2. Entra con la nueva cuenta y arrastra las listas de vuelta a Spotify
  3. Copia el contenido de las listas o corta y pega las canciones a nuevas listas

Las listas de la cuenta asociada a Facebook se pueden abrir desde otra cuenta independiente

Recrear las listas soluciona solo una parte del problema. El otro es qué hacer con tu suscripción: de momento Spotify no deja más remedio que cancelarla y volver a contratarla. Si contactas con su servicio de atención al cliente, quizá puedan ayudarte a hacer la transición a un tipo de cuenta no-Facebook.

El último recurso es contactar con el servicio de atención al cliente de Spotify

Haz limpieza de amistades y nombra "guardianes"

Cuando dejas un apartamento, tiras los muebles viejos. Cuando te vas de una red social, ¿por qué no hacer limpieza de contactos? Total, ya no estarás ahí para que te lo recriminen. Y cuando vuelvas -si vuelves- querrás ver caras agradables. Empieza a limpiar, pues.

Por otro lado, no es mala idea nombrar a tres o más contactos de confianza para tu perfil. Son amigos que pueden ayudarte a acceder a tu cuenta si tienes problemas para identificarte en ella. Se nombran desde el menú de Seguridad – Amigos de confianza, y recibirán una notificación en cuanto guardes tu selección.

Pasa derechos de administrador de tus páginas a otras personas

Si has creado o administras páginas en Facebook, es un buen momento para nombrar un administrador que cuide de ella. Si no lo haces, la página seguirá allí, pero sin nadie que modere los comentarios.

¿Otra opción? Retirarla temporalmente -pero es un poco cruel para los fans-. El borrado de las páginas también es posible, pero el proceso requiere unos días.

Cambia la “cerradura” antes de irte

Si te vas, dejarás de prestar atención a la actividad de la cuenta, incluidos los intentos de acceso. Pónselo difícil a los que intentarán robar tu cuenta y cambia la contraseña por una larga y difícil de adivinar.

Otra buena medida es activar la verificación de dos pasos y los avisos de entrada, que te avisarán de posibles intentos de acceso desde otros dispositivos.

Finalmente, avisa a tus contactos (si quieres)

Puedes dejar una nota en tu muro 24 horas antes de cerrar la cuenta, o bien enviar un mensaje a todos tus contactos. O puedes callar por completo en Facebook y anunciar el cierre en otras redes, como Twitter (queda muy moderno). Sea como sea, quizá te interese hacerle saber a tus amigos que podrán encontrarte en otras redes.

Y si quieres algo más radical… ¡borra tu cuenta!

Lo primero que Facebook te deja hacer es desactivar la cuenta. Al desactivarla, puedes volver a ella cuando quieras, con todos los contactos y contenidos de antes. Si no quieres que eso ocurra o si tienes intención de eliminar tu cuenta por completo, debes solicitar el borrado desde este formulario.
Borrar la cuenta antes de haber hecho todo lo anterior no solo impedirá que puedas conectar a otras aplicaciones, sino que también impedirá cualquier intento de recuperación de tus datos. Y si quisieras volver, tampoco podrías, claro. Por todo ello, no te recomiendo borrar el perfil. Pero… tú decides.
¿Qué harías tú antes de dejar Facebook?

via Feed – OnSoftware http://red2.es/1bnpLkx

Related Posts with Thumbnails
Tagged with:  

Comments are closed.

WordPress Blog